La tarea pendiente con la ruptura democrática

 

Temas. La transacción política española. Ruptura democrática. Periodo de libertad Constituyente. Partidos estatales. Corrupción moral.

 

Son muchos los que hablan de que la ruptura política es una utopía, que “eso es imposible”, que eso no pasará, sin saber que la ruptura fue perfectamente posible, la apertura de un periodo de libertad Constituyente fue posible, si en lugar de que el Partido Comunista no hubiera aceptado la legalidad que los franquistas le ofrecían para legitimarse en el poder, se hubiera apartado de ese consenso

 

 

En cambio, estas personas que niegan la posibilidad de cambiar la Partidocracia por una verdadera democracia representativa, votan o tienen la intención de hacerlo. Votan la continuidad de la Dictadura del General Franco, que continuó por otros medios, “atados y bien atados” y otras formas políticas y sociales. Eso votan. Exactamente igual que lo hizo Santiago Carrillo en su día. ¿Qué se creen que jura la clase estatal con la mano en un papel y una Cruz delante al comienzo de cada Legislatura con el Rey y el primer ministro delante? Juran lo mismo que juró el Rey delante de Franco, exactamente lo mismo. 

Ustedes no votan en un sistema democrático, de ninguna manera, votan como votaban sus padres y sus abuelos con Franco, votan en un Estado de partidos, que es un desarrollo político de la forma de gobierno de la dictadura, sin representación ni separación de poderes. No eligen nada, refrendan al poder, y ese poder político, como no hubo Ruptura por el proceso LEGAL anteriormente dicho y por lo que veremos al final del artículo, ese mismo poder de Franco, ese mismo Estado Administrativo que tenía Franco al término de la Guerra Civil, lo tienen hoy los partidos estatales. Sí, BILDU también es franquista y monárquico, sí, y Esquerra Republicana, e IU también, y SUMAR y todos los demás que han pasado por ahí. No por lo que pregonan, eso es todo mentira, sino de hecho y de Derecho. 

 

 

La ruptura es posible, perfectamente posible, pero se vota, se sigue votando a uno y ratificando a todos los demás, no eligiendo, ratificando cuotas de poder, porque no hay democracia y no se elige nada, las urnas no cambian al poder. Da exactamente igual a quien se vote, se da autoridad a todos partidos estatales para repartirse España. La función del sistema proporcional es eliminar todo tipo de representación política y ratificar o plebiscitar lo que hay para que se pueda efectuar un reparto de poderes, cargos y empresas públicas entre una Oligarquía Estatal. En eso consiste lo que hace usted cuando vota, en autorizar el consenso de ese elenco de poder. El reparto de la corrupción. No votan ustedes nada más que eso, porque así funciona el Estado de partidos básicamente. 

Aquí no caben filosofías, ni ideologías o romanticismo imperiales españoles, ni Agendas mundiales o ninguna alucinación mental que se quiera tener. Aquí entra únicamente la voluntad personal para cambiar lo que hay. Y votando, o lo que es lo mismo, participando en “el tinglado” desde dentro, se perpetúa lo que hay, no se elimina. Y lo que hay es corrupción, del que vota y del votado. 

 

 

En las urnas se apoya la corrupción, se apoya robar y mentir, se apoya a ladrones y delincuentes que roban y que delinquen. Se vote a quien se vote. Aunque se tiren ustedes muchos selfies y coman muy rico en los restaurantes, y viajen mucho y “vivan mucho la vida”, ustedes están gobernados por delincuentes y ladrones que les roban, a criminales reconocidos, que les mienten, les humillan y luego ustedes van y les votan, y no es eso lo más repelente y asqueroso, es que además quieren ustedes dar un aspecto de formales y responsables por la calle, pero lo cierto es que ustedes apoyan sin ninguna vergüenza a delincuentes absolutamente reconocidos públicamente.

Claro que no es fácil abrir un periodo de libertad Constituyente, ciertamente con una sociedad podrida moralmente no es fácil. Hace falta voluntad para ello. Hace falta valor. Hace falta decencia. Hace falta dignidad y hace falta integridad. Esos valores son lo que rechaza la sociedad española. Ustedes, los que niegan la ruptura y los que votan no saben ni quieren saber de esos principios. Los que mienten y presumen de democracia y libertad, ni quieren libertad ni quieren democracia. 

La ruptura es perfectamente posible, se puede y se debe de alcanzar, porque es lo que les toca hacer a los españoles. No les toca vivir la vida, hacer muchas cosas, presumir de hobbies o tirarse fotos comiendo tapas y visitando lugares, y mucho menos votar sin democracia, eso no toca ahora. Hoy toca arreglar lo que hay, y lo que hay es la corrupción de todas las instituciones públicas, y lo que es peor, de la moral. Toca arreglar España para las generaciones venideras. Eso toca. Y eso se hace con voluntad e integridad, pero sobretodo con decencia y respeto y no votando a lo que nos ha traído hasta aquí. 

Todo lo demás, señores, cualquier pega al respecto, para mí son excusas sin la menor seriedad, que se las pueden contar ustedes a sus familiares o a sus amigos en una barra de bar. Sean cobardes en sus casas, pero cuando voten, sepan que se están humillando a sí mismos y están despreciando a sus hijos y nietos. Por mucho dinero que ustedes tengan.

La libertad no es el dinero, y mucho menos el dinero tiene que ver algo con la dignidad. 

Que prefieren ustedes vivir en lo podrido, en el estiércol, voten, díganlo, pero dejen a Sánchez. Sánchez es un pobre hombre que cuando llegó ahí España ya estaba liquidada, un ignorante total y un patán en política que tiene asesores y le dicen cómo puede mentir y robar, y aparte de que le asesoran mal, tampoco él sabe hacerlo y la mentira es más palpable, más descarada, se le nota mucho que miente. No miente con la cara seria de los González o Aznar. Estos de ahora son más de la LOGSE. Por eso el que vota hoy, vota con un sentimiento de hastío y depresión mucho más avanzado y mayor del que tenían los que votaban hace 20 o 30 años. La corrupción moral es de un grado muchísimo mayor. Pero igualmente, se vota al crimen. 

¡¡LA SOCIEDAD ESPAÑOLA ES UNA SOCIEDAD DE COBARDES Y MENTIROSOS!!

 

PRINCIPIO DEL DISCURSO DEL PRÍNCIPE JUAN CARLOS EN LAS CORTES, ACEPTANDO LA LEY DE SUCESIÓN A TÍTULO DE REY:

 

 

《_ Confío en ser digno continuador de quienes me precedieron;

_ Mi general, señores ministros, señores procuradores:    

_ Plenamente consciente de la responsabilidad que asumo, acabo de jurar como sucesor, a título de Rey, lealtad a su Excelencia el Jefe del Estado y fidelidad a los Principios del Movimiento Nacional y Leyes fundamentales del Reino.

_ Quiero expresar, en primer lugar, que recibo de su Excelencia el Jefe del Estado y Generalísimo Franco la LEGITIMIDAD política surgida el 18 de julio de 1936 EN MEDIO DE TANTOS SACRIFICIOS. DE TANTOS SUFRIMIENTOS TRISTES, PERO NECESARIOS PARA QUE NUESTRA PATRIA ENCAUCE DE NUEVO SU DESTINO……..》

(Texto oficial de Ricardo de la Cierva)

 

La historia confiesa la verdad, habla y brilla por sí misma. Esta es la imagen que representa el período de más corrupción de la historia de España. 

 

Artículos relacionados: Resignación y delirio, España necesita abrir un periodo de Libertad Constituyente para elaborar una constitución, porque España no tiene constituciónCap. I de la Transacción española, una mirada a un pasado cercano y recuperable, El compromiso pendiente con la Libertad, V Capítulo de la Transacción española. Pactos entre traidores, La Transacción política Cap. VI. Ruptura Democrática

 

Art. redactado por Antonio HR, miércoles 15 de mayo de 2024.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *